viernes, 13 de septiembre de 2013

Reseña #11: Alicia en el país de las Maravillas.

Creo que todos conocemos la historia de Alicia, la curiosa niña que por seguir a un conejo blanco acabó inmersa en una increíble aventura en un mundo bastante... curioso y rarífico, como diría la propia niña. Aunque, tal vez, al igual que yo nunca hayáis leído la novela de Lewis Carroll.

Si la versión que hizo Walt Disney allá por 1951 nos resultó disparatada, no os podéis imaginar hasta que punto lo es el libro. Es un cumulo de acontecimientos que verdaderamente no tienen ni pies ni cabeza, pero que al fin y al cabo cobran más sentido al tratarse de un sueño. ¿Y es que cuando no hemos tenido nosotros mismos sueños bastante locos en los que nada de lo que pasaba tenía sentido?

Pues ahí es a donde nos traslada Alicia, a un mundo que se rige por sus propias normas, donde los animales hablan, toman el té, las rosas se pueden pintar y los gatos sonríen y logran desaparecer a placer. No os negaré que hubo momentos en los que el libro se me hizo un poco pesado, ya que Alicia al ser una niña, es muy infantil y tiene la costumbre de dialogar consigo misma a cada rato y de analizar prácticamente todo, pero mis ganas de saber qué nueva aventura le deparaba a la pequeña me hicieron seguir adelante.
Y es que en ese sentido el libro tiene muy buen ritmo y Alicia no sale de una y ya se mete en otra; además que a lo largo del viaje nos encontraremos con personajes bastante entrañables y conocidos por todos como la Liebre de marzo, el gato de Cheshire, el Sombrerero Loco o la temible Reina de Corazones.

Es una historia que nos habla del poder de la imaginación, de como podemos vivir grandes aventuras gracias a ella.Paradójicamente la novela comienza con Alicia quejándose de un libro porque no tiene dibujos, ¿y de qué sirve un libro sin dibujos?,  pero pronto aprenderá que la mayoría de las veces las grandes aventuras las vivimos gracias a nuestra imaginación y que sin ella nos aburriríamos como ostras. Para mí esta sería la gran enseñanza del libro, aunque son muchas las cosas que se han dicho sobre esta novela y su simbología con los efectos de determinadas drogas.
Tras terminar la novela me vi la película de dibujos animados y, como suele ocurrir en estos casos, poco tiene que ver con el libro, ya que hay bastantes escenas cambiadas y personajes que no aparecen. Lo que me llamó la atención es que cuando leí la novela estaba buscando a los gemelos Tweedledee y Tweedledum y solo me enteré después que en la historia original estos dos gordinflones aparecen en la secuela de Alicia: A través del espejo y lo que Alicia encontró allí. Como pasa con la adaptación más actual de Tim Burton que en realidad es una adaptación de esa novela y no de Alicia en el país de las Maravillas. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Hey tú! Si, tú. Recuerda que un blog se alimenta de comentarios, así que no te vayas sin dar tu opinión;)

Social Profiles

Twitter Facebook Google Plus LinkedIn RSS Feed Email Pinterest

Followers

Popular Posts

Blog Archive

Oriana Torrelles. Con la tecnología de Blogger.

Copyright © Imaginando Libros | Powered by Blogger
Design by Lizard Themes | Blogger Theme by Lasantha - PremiumBloggerTemplates.com